Columna Avengers: Infinity War

Por Francisco Fuenzalida

Comenzar el día de tu cumpleaños viendo "Avengers: Infinity War" antes que el resto es por lejos el mejor regalo, son muchas las emociones que se vivieron durante las 2 horas y 29 minutos de metraje. Al salir de la sala, el HYPE por la cinta dirigida por los hermanos Russo bajo, solo pensaba en ciertas escenas y el porqué, durante unos segundos sentí empatía por Thanos.

Lo malo de todo esto era no poder comentar la película con nadie, tampoco quería decir spoilers porque no es parte de mi política. Tampoco quiero salir de la radio y ver mi bicicleta con las ruedas pinchadas junto al mensaje "Gracias por arruinar Avengers, idiota". Ya pasaron varios días, "Infinity War" rompió récords en su primer fin de semana, ergo, mucha gente ha visto la gran producción Marvel así que puedo hablar más tranquilo de la experiencia. Así no me preocupo de mi medio de transporte con dos ruedas delgadas.

Quiero dejar en claro que mi opinión, experiencia y crítica de "Avengers: Infinity War" estará enfocada en el Universo Cinematográfico Marvel, no caeré en el típico "no es igual al cómic".

"Avengers: Infinity War" fue un gran riesgo para Disney y Marvel Studios, desarrollar una historia en 10 años con 22 películas no la hace cualquiera, ni "Star Wars" lo ha hecho a nivel cinematográfico. Si bien todo comenzó en 2008 con "Iron Man", junto a la escena post-créditos de Nick Fury diciendo "Vengo a hablar sobre la Iniciativa Vengadores", fue "Thor" y "Capitán América: Primer Vengador" quienes dieron los primeros pasos con el Tesaracto. En 2012 todo explotó con "The Avengers". Desde ese año que los fanáticos esperan a Thanos, quien apareció al final con esa temible sonrisa.

De principio a fin "Avengers: Infinity War" te mantiene pendiente de cada detalle y comienza como secuela de "Thor: Ragnarok", pero sin chistes cada dos segundos, todo lo contrario, se ve un gran drama para los asgardianos. Desde ese instante uno piensa "okey, esto se va a poner feo". Así fue, al menos para los buenos.

Luego de eso las historias de todos los personajes comienzan a conectarse, Bruce Banner conociendo a Doctor Strange, para después encontrar a Tony Stark con quien no se llevó bien hasta el final de la película. Acá se ve el primer conflicto entre héroes, ya que Strange tiene como misión proteger ante todo el Ojo de Agamotto, siendo esta una Gema del Infinito. Solo le importaba detener a Thanos porque iba tras su amuleto.

"Infinity War" se desarrolló en varios lugares del espacio, no solo en la Tierra. Parte del gran conflicto se vivió en Wakanda y en el planeta natal de Thanos, sin embargo, hubo todo un viaje por el espacio para detener al Titan Loco y sus hijos. Siendo así una gran Space Opera de Marvel, con los Guardianes de la Galaxia como guía.

Thanos es el gran protagonista, quien tiene como misión reunir todas las Gemas del Infinito para así borrar la mitad del universo. Esto no lo hace bajo la premisa de hacer sufrir al resto, todo lo contrario, él ve que somos muchos y prefiere sacrificar millones para salvar billones. Para sus adentro, él es un héroe, salvador del universo. Mentalidad similar de un dictador.

El Titán Loco habla sobre su pasado y propuso un plan de sacrificio para salvar su planeta por la sobre población pero claro, eso es genocidio. Sin embargo, no lo hace por maldad, solo quiere salvar su raza. Es como el plan de Bertrand Zobrist en "Inferno" de Dan Brown, quien quiere eliminar cierto % de la población a través de un virus ya que los humanos estamos gastando muy rápido nuestros recursos naturales.

No quiero entrar en más detalles de la historia, la gracia es que disfruten a concho "Avengers: Infinity War" y sientan cada emoción al máximo dentro del cine. Desde las alegrías hasta las penas. Créanme, sufrirán por algunos personajes. La batalla en Wakanda fue toda una guerra, se ve el factor sacrificio por decisiones que toma T'Challa.

Una de las grandes críticas negativas al Universo Cinematográfico Marvel es el exceso de humor. Acá queda claro que no es tan así, el tono de trama es más oscura, no ves a Tony Stark diciendo chistes para ser divertido, son solo nervios por las pesadillas que ha tenido desde "The Avengers". En el caso de los Guardianes y Spidey, si, sacan muchas risas pero es porque así son sus personajes, ellos dan esa cuota humorística. Mientras avanza la película todo eso va quedando de lado ya que Thanos va ganando terreno.

Hay muchos momentos tristes, entre ellos la relación entre Scarleth Witch y Vision, que parte como "Romeo y Julieta" por estar en bandos contrarios gracias a lo ocurrido en "Civil War".

"Avengers: Infinity War" es madura a diferencia de otras películas de Marvel, está a un nivel de "Capitán América: Winter Soldier" en cuanto a trato de personajes y desarrollo pero, a gusto personal, llegó a otro nivel. Por varios momentos era ver "Game Of Thrones" pero sin escenas de sexo, junto a "El Imperio Contra ataca" de "Star Wars". Esto se debe a que varios personajes murieron, algo que los hermanos Russo dejaron claro mucho tiempo atrás y, por otra parte, porque el final te deja triste con ese sentimiento de "ganaron los buenos, pero también los malos".

Pasarán por: tristeza, alegría, rabia, valor, empatía y amor. Un guantalete de emociones gracias a "Avengers:Infinity War". Por último, todos estaban pendiente de la reunión entre Bucky y el Capi, pero nadie pensó en Tony con Bruce. Esa fue más emotiva.

Etiquetas: #Columna, #EsUnBuenAño., #AvengersInfinityWar, #Thanos, #FranciscoFuenzalida, #TheAvengers, #TheRussoBrothers