Dolores O´Riordan: Lo que The Cranberries significa para mi

Por: Daniela Ramírez

Lunes 15 de enero, son 15 días desde que despedimos el 2017 y de cierta manera también despedimos a todos los grandes talentos que nos dejaron ese año. Dimos el abrazo de año nuevo y esperamos iniciar este año sin grandes dolores. Fueron 15 días y una nueva noticia nos vuelve a golpear, Dolores O’Riordan fallece inesperadamente dejándonos su música como su recuerdo.

Lo que más se lamenta de todo es que estos artistas marcaron -y bueno siguieron marcando- gran parte de nuestro desarrollo, crecimiento, estudios, conformidad, disconformidad, etc. Estábamos enojados escuchamos su música, estamos felices y escuchamos su música, es algo importante de nuestro desarrollo personal y modo de vivir. A pesar de todo, siguen presentes, pues con cada canción que volvemos a escuchar, en cierta medida entendemos algo nuevo. Crecí con The Cranberries, por ende, muchas de sus canciones tienen nuevos significados que se unen a los que rescaté en mi adolescencia.

The Cranberries es, era, una banda irlandesa compuesta por 4 integrantes, Mike Hogan (Bajo), Noel Hogan (Guitarra), Fergal Lawler (Batería) y Dolores O’Riordan (Vocalista y líder de la banda). Dentro del estilo musical de la banda, que se destacaba por su música de rock alternativa y rock celta. Tocaban temas de tonalidades suaves y letras claras, así como temas más rockeros y con un discurso más político, como por ejemplo “Zombie” tema que se refiere al conflicto de Irlanda del Norte -conflicto que estalla en la primera década del siglo XX, y que de cierta manera sigue presente- además, el tema también se refiere a las guerras en general.

La banda podía presentarte desde un discurso político hasta temas de conflicto personal, temas en el que todos podían de alguna manera sentirse identificados, aun hoy. La muerte de Dolores O’Riordan y su impacto en los fans, va más allá de ser “la vocalista de…”, tiene que ver con que fue la autora y co-autora de varios temas que no sólo llevaron al éxito a la banda, si no que nos impactaron con su fuerza: “Zombie”, “Linger”, “Animal Instinct”, “Dreams”, “Ode to my Family”, “Promisses”, por nombrar algunos.

Sin duda la partida de Dolores O’Riordan nos marca mucho, su figura como mujer líder de una banda de rock contrastaba con una época donde la oferta musical se centraba más en estrellas pop con música envasada, donde en su mayoría dependía de la superficialidad. Como el pop no era lo mío, mis gustos iban por grupos rockeros cuyos integrantes eran en su totalidad hombres y por ende sus canciones se centraban, también en su mayoría, en una mirada masculina del mundo.

Luego que The Cranberries llegó a mi vida, y sin dejar las otras bandas de lado, empecé a escuchar otro tipo de letras, en una banda cuya líder era una mujer, que se destacaba por tener una voz impresionante y además era la escritora de esas canciones y tocaba la guitarra. Un ideal que sin duda había que seguir, no solo por la calidad vocal, sino por la calidad de la banda y lo que representaba. Se podía decir que eran una banda anti-banda, bajo perfil y que se mantenía lejos de los escándalos, se les conocía por su música y la calidad de ésta. Participaron en cine y tv, como por ejemplo su aparición en la serie “Charmed”. Una banda disponible y apasionada por su trabajo.

The Cranberries una banda que me permitió ver y entender muchas cosas a través de su letra, en cierta medida, que todos tenemos los mismos conflictos. Compartir esa soledad, es algo que se agradecerá siempre. Gracias Dolores.

Etiquetas: #Columna, #DanielaRamírez, #TheCranberries, #DoloresO´Riordan, #Requiem