La dignidad del arte empieza por casa

 Por Tania García (@taniuskita)

Hablamos con parte de los integrantes de Radio Demente, que todas las semanas queríamos hacer una columna de opinión. ¿De qué hablar para comenzar?

Temas hay por montones, claro está. Sin embargo, me siento, me pongo a escribir, y mi cabeza está en blanco. Me acuerdo del comercial de la Neurona Dispersa (se los dejo para quienes no lo hayan visto). Y me paro a preparar un café, veo el Facebook, abro páginas de noticias, escucho música, converso, en fin, hasta que me dan casi las tres de la mañana. Y claro, busca que busca, hay un tema que sí quiero compartir con el que está al otro lado de mi pantalla. Somos pop y culturales, pero estoy clarita que no vivo sola en este mundo, y hace sólo un par de días fue, valga la redundancia, el Día Internacional del Trabajador.

Quiero detenerme aquí, independiente de la opinión política de cada uno, en un asunto específico: el llamado que en Chile realizaron los artistas, como trabajadores del arte y la cultura, a marchar este primero de mayo.

Si son-somos parte de la cadena productiva, si cultura y arte caben en el mismo concepto, si existe diferencia y discriminación social dentro del área, son aspectos de gran importancia, que se podrán o no discutir en otras instancias. Pero, lo que me interesa aquí y ahora es dejar planteada otra inquietud: la convocatoria.

Existe una diferencia evidente de los últimos años con períodos anteriores en Chile, donde el cuestionamiento socio-político se manifiesta más abiertamente en una sociedad que no se está quedando callada al primer toque de gong.

Así como en su momento han sido los estudiantes, el sector de la salud, los pescadores y los mineros, hace rato la movilización se ve en los trabajadores del retail, Correos de Chile, enfermos sin dinero, trabajadores a honorarios y ahora artistas. Hoy existe un Frente de trabajadores de las artes y la cultura. Para quienes ven a este medio sólo como ocio, vaya enterándose que también existen demandas y necesidades laborales a las que responder para actores y actrices, escritores/as, trabajadores de la danza, el circo, técnicos, realizadores y diseñadores escénicos, gústele a quien le guste.

Por mi parte, no me queda más que felicitar la iniciativa: arriba los que luchan también, como escribió Eduardo Galeano, por "La dignidad del arte".
Que tengan un bonito día!