Columna: "Wonder Woman"

Por: Daniela Ramírez

La película de la directora Patty Jenkins (Monster) cumple con las expectativas de generar un discurso sobre el rol de la mujer en una película sobre una Súper Heroína.

Diana Prince (Gal Gadot) es una mujer luchadora y fiel a sus ideas. Lejos de ser la chica sexi, su directora la presenta como una mujer inocente frente a las “novedades” de lo acontecido en la tierra – el hogar de humanos-, el relacionarse con un ser del sexo opuesto (Chris Pine) y sobre todo a las decisiones, comportamientos y actuar de los hombres.

La historia transcurre en el periodo de la primera guerra mundial, donde Diana Prince, Wonder Woman se sentirá obligada a participar de la batalla que -supone- acabará con todas las futuras guerras. En este lucha se debe enfrentar a lo que significa ser mujer y tener una voz que es respetada, en una época aún ni siquiera está establecido el derecho a voto.

Wonder Woman fue creada por el psicólogo William Moulton Marston en 1941, a solicitud de DC Comics para animar a las tropas durante lo la segunda Guerra Mundial. Así aparece el primer personaje femenino que lucha por la justicia, el amor y la paz y también por la equidad de género porque, seamos honestos, Wonder Woman pelea de igual a igual junto a los hombre en el frente de la guerra y es un icono del feminismo, sin tener que explicitar su discurso explicito, pero instalándolo con sus hechos.

La película critica fuertemente a quienes inician estas guerras, pero no las pelean, sino que se “esconden” detrás de un escritorio. Discurso que recuerda el fin de la guerra de Vietnam, donde mucho entre ellos mujeres y madres salieron a las calles a pedir el fin de una guerra. En la película Diana Prince se transforma en un soldado, que no sólo pelea en el frente, sino que también lucha por los civiles que se encuentran pagan las consecuencias de la guerra, inmersos en la pobreza.

Patty Jenkins es la primera mujer directora en ser considerada para dirigir una película de Súper Héroes, su mirada se refleja en la construcción del personaje, el discurso detrás de la obra y en como es el vestuario, que es funcional, manteniendo el respeto por la imagen clásica del personaje.

Wonder Woman es una película que sin duda vale la pena ir a ver al cine, nos muestra una historia que tiene que ver con la lucha de los ideales y las creencias, donde se critica a quienes se creen poderosos y tratan de imponer sus ideas a quienes son distintos o considerados inferiores. La Mujer maravilla vela por la igualdad social y racial, y sobre todo por la paz. Luchas que no dejan de ser actuales.