Columna Silence

Por Daniela Ramírez

La nueva película de Scorsese se centra en la historia de dos sacerdotes (Andrew Garfield y Adam Driver) que van a Japón en busca de su mentor (Liam Neeson), quien parece haber perdido su fe. El filme, inspirado en una historia real, inicia contando como misioneros católicos, predicadores y curas, se dirigían a la isla asiática para hablar de la fe, de Dios, de su hijo Jesús, y convertir a los japoneses al cristianismo.  

Silence, hace una crítica a la intolerancia de las religiones, tanto en ese entonces como hoy en día. Se menciona el hecho de cómo católicos quieren propagar el cristianismo sin antes conocer la historia, creencias de la sociedad al que llegan, lo que genera un conflicto ante este otro que se siente invadido.

La historia nos ha contado sobre las distintas represiones que están ligadas a la religión, y en esta película se nos muestra una de ellas. Silence está basada en el libro del mismo nombre, escrito por el japonés Shusoku Edo quien, como católico, tuvo que mantenerse al margen de la religión por varios años. 

La producción de la película espero 23 años para poder ser realizada, en 1997 fueron adquiridos los derechos de realización, pero recién en 2016 se logró su estreno. La espera valió la pena, ya que su director nos regala una pieza audiovisual en la que todo lo que se ve dice algo.

Andrew Garfield, que interpreta al padre Rodrígues, es un portugués que posee una fe muy fuerte al inicio de la película, pero que con la persecución violenta a la que él y sus seguidores se ven enfrentados, se le va generando una cierta confusión y una lucha interna sobre qué es lo correcto. ¿Vale la pena dar la vida, o sacrificar la de otros, por la fe?

Las grandes actuaciones de Andrew Garfield, Adam Drive, Liam Neeson y Yôsuke Kubozuka (Kichijiro), destacan en su expresión corporal por sobre los diálogos. Así mismo la dirección de Scorsese es clara. El silencio no sólo tiene que ver con lo que no escuchamos, sino también con lo que no vemos. Estando en grandes espacios, tanto como enfrentados a espacios reducidos- nos encontramos solos, y es en esa misma soledad donde surge la pregunta, ¿cuál es el siguiente paso a seguir? No obteniendo respuesta alguna, nacen las dudas. Por otro lado las tonalidades de la película son frías, potenciando así la soledad y engrandeciendo la persecución. 

Algo que me llamó la atención es que durante toda la película hay un cuestionamiento sobre el trato, torturas, persecución que reciben los cristianos, por parte de los japoneses, pero jamás se muestra a los sacerdotes realizar un mea culpa sobre lo que la iglesia católica hizo en el pasado, que fue tanto o más brutal. Porque acá no se busca la comprensión del odio del otro. Y la cámara no nos muestra a ese otro como errado, sino más bien se nos muestra como un fiel a sus ideales. 

Con el padre Rodrígues (Garfield), el padre Garupe (Drive) y el padre Ferreira (Neeson), vemos a Dios dentro de los encuadres, siempre desde arriba, acompañando y siendo testigo de la lucha de estos sacerdotes, lo vemos dentro de las escenas, sin tener la necesidad de explicitarlo. 

El uso de las imágenes cristianas dentro de la obra, pueden fortalecer y/o destruir a los personajes, estos se ven constantemente como objetos de admiración, de alegría, pero al mismo tiempo como el posible inicio de una condena, y esto también hace surgir nuevos cuestionamientos, ¿A quién adoramos, una imagen o a un ideal? O ¿Para adorar a ese ideal necesitamos el “merchandising”? 

Sin duda Silence es una película realizada con mucho detalle, bien actuada y aprovechando bien los recursos cinematográficos, lo que me lleva a realizarme la siguiente pregunta, ¿Porqué no estuvo nominada a mejor película y mejor actor? ¿Será que la crítica interna de la obra al ser asertiva, incomoda? Y así mismo ¿es mejor mirar al otro lado? Pues las persecuciones religiosas aún no terminan, no importa el año o la época. Lo que sí queda claro es que Silence es una película necesaria de ver, ya que su crítica se hace escuchar más allá del silencio de la película.